miércoles, 7 de julio de 2010

Recuerdos de Ajedrez

Hoy, en un pequeño bar junto a la iglesia de San Miguel, me he encontrado esta mesa de ajedrez; y al verla me han venido mil recuerdos de cuando era niño. Recuerdos de mi abuelo, de como me enseñaba los primeros movimientos y como dejándome ganar iba haciéndome que me aficionase más y más. Recuerdo los nervios que pasaba viéndome jugar, su sonrisa pícara cuando yo ganaba y su tristeza cuando no lo hacía. No es que no me acuerde siempre de él, sin duda fue la persona que más me ha marcado en la vida, pero pagaría todo el oro del mundo, por volverme a sentar frente a él en un tablero.